¿Cuál es el rol social de la actividad aseguradora?

Por Sergio Julio Chión Chacón – CENTRUM CATÓLICA

En toda economía eficiente toda actividad económica cumple un rol social; esto es, brinda un servicio de valor para la sociedad.  Así, por ejemplo, la actividad industrial provee de bienes apreciados por los miembros de la sociedad, la actividad educativa contribuye con la formación y acumulación de conocimientos de los individuos de la sociedad, etc.  Respecto a la actividad de seguros, ¿Cuál es su rol social?, ¿Cumple algún rol o función social esta actividad?, ¿En que consiste su contribución en la división del trabajo de la economía?.

Si la actividad de seguros ha sido capaz de sobrevivir por tanto tiempo, cabe esperar que produce un servicio de valor para la sociedad, ¿En qué consiste este servicio?.

Los seguros, a pesar de su antigüedad, es una de las instituciones empresariales menos entendidas por la sociedad, hay como un halo de misterio alrededor de ella.  Este desconocimiento se da tanto en las personas comunes y corrientes, como en los empresarios y profesionales, tanto en el país, como a nivel internacional.  Este fenómeno es bastante común en todo quehacer humano vinculado al tratamiento de la incertidumbre, desde los juegos de azar, hasta la inversión en derivados.

El rol social de los seguros es hacer desaparecer el riesgo en la sociedad.  ¿Cómo lo hace?.  Véase esto a través de un ejemplo simple, el seguro de un vehículo.  Todo dueño de un vehículo está sujeto a diversos riesgos, considérese el riesgo de daños materiales que se pueden producir en una colisión.  Aún más, por fines ilustrativos, asuma que toda colisión produce la pérdida total del vehículo, representada por la pérdida del valor comercial del mismo.  En un plazo de tiempo dado, la colisión puede o no producirse y, por lo tanto la pérdida económica puede o no producirse, esta es la situación de riesgo a la que está sometido el dueño del vehículo.  ¿Cómo se puede el dueño del vehículo liberarse de este riesgo?.

A través de un seguro el dueño de un vehículo se libera del riesgo.  Por el pago de un reducido porcentaje del valor comercial del vehículo, llamada prima, el dueño del vehículo se garantiza un resarcimiento económico, equivalente al valor comercial del vehículo, en caso se produzca la colisión.  Por lo tanto, se produzca o no la colisión el dueño del vehículo no experimenta pérdida económica alguna.  El riesgo desaparece para el individuo.  La posibilidad de una pérdida potencial grande se transforma en un pequeño costo fijo y conocido.  ¿Qué pasó con el riesgo?, ¿Es este transferido a la aseguradora?.

La aseguradora no asegura un solo vehículo, en el Perú asegura cientos de vehículos semejantes.  Para un vehículo en particular no se puede tener certeza de lo que ocurrirá en el futuro, pero para cientos, o miles, de vehículos si se puede estimar, con mucha precisión, el volumen total de pérdidas que ocurrirán en un período de tiempo determinado.  Así por ejemplo, si se arroja una moneda puede salir  o no cara, uno solo tiene un 50% de probabilidad de acertar; pero si se arroja la moneda 1000 veces, el número de caras que se obtendrá será una cifra bastante próxima a 500 veces.  Matemáticamente esto está garantizado por la ley de los grandes números.  Por lo tanto, al asegurar un alto número de vehículos, la aseguradora puede estimar con bastante precisión el monto de los siniestros que enfrentará en un período de tiempo dado, por lo que no estará sujeta a riesgo, toda vez que, más o menos, sabe el monto de indemnizaciones que enfrentará.  La aseguradora en total cobra como prima un monto semejante a la pérdida total que asumirá más cierto recargo por gastos y margen empresarial.

De esta forma, la aseguradora no enfrenta riesgos más allá del de cualquier actividad empresarial común.  El riesgo habrá desaparecido de la sociedad.  En realidad el riesgo, para toda la sociedad en su conjunto, nunca existió.  A nivel agregado, con o sin seguros, siempre se pudo estimar anticipadamente el monto total de los siniestros que la sociedad padecería, en el período de tiempo considerado. La actividad aseguradora consiste en distribuir este costo total conocido entre todos los individuos sujetos al riesgo del siniestro en cuestión.  De esta forma cada sujeto paga un monto conocido, mucho menor que la posible pérdida a la que está sujeto.

 

5 Responses to “¿Cuál es el rol social de la actividad aseguradora?”


  1. 1 Sonia 17/06/2009 a las 1:28 PM

    Felicitaciones por la iniciativa de crear este blog.
    Interesantísimo el enfoque del rol social de la actividad aseguradora.
    En el caso de países como el Perú en que sólo una pequeña minoría accede a los seguros cómo se distribuye este costo total?

  2. 2 Rodolfo Gordillo T 17/06/2009 a las 4:11 PM

    Gracias, Sonia, por tu saludo y pertinente pregunta. Efectivamente en nuestro país, donde la gran mayoría de la población no accede a los seguros, esta gran mayoría se ve obligada a protegerse de los riesgos por medios ineficientes, sea vía creación de fondos propios, socorro de terceros, o, simplemente, quedar sujeto al riesgo. En todos estos casos, esta gran mayoría, no logra protegerse del riesgo en forma plena y, por ende, debe de asumirlo. Esto deja a los sujetos en una situación de incertidumbre que afecta en forma negativa el afán empresarial y la misma acumulación de patrimonio, tanto a nivel de persona natural, como de persona jurídica, con los siguientes perjuicios para la sociedad entera.
    En ese sentido, los seguros son una forma moderna de mercado a través del cual los individuos, en forma eficiente, pueden distribuir y afrontar entre todos sus riesgos.

  3. 3 Augusto Matsumura 01/07/2009 a las 8:25 PM

    Estimados Fito y Sergio:
    Mas vale tarde que nunca, felicitarlos por la apertura de esta tribuna y es mi deseo que todos podamos contribuir con un granito de arena para que el sistema asegurador no decaiga.
    Hoy tenemos menos cías de seguros, disminución en las comisiones, competencia desleal con las mismas cías de seguros a través de sus fuerzas de ventas y delibery, amén de los centros de ventas de los grandes almacenes que ofrecen nuestros mismos productos con la diferencia que ellos “no asesoran” solo “venden”. Igual ocurre con las clínicas que ofrecen sus programas de salud y el que lo adquiere se somete a lo que se indique en el documento que ha firmado pues no es una póliza.
    La buena fé ha pasado al cumplimiento estricto de la póliza y tenemos que batallar día a día para que los reclamos sean de completa satisfacción de los asegurados.
    Confío que se puede mejorar muchas cosas para que el asegurado se sienta protegido y confíe en su asesor y en la cía de seguros que elije.
    Nuevamente los felicito por dicha apertura.
    Un abrazo.
    Augusto.

    • 4 Rodolfo Gordillo T 01/07/2009 a las 9:24 PM

      Gracias, Augusto, por tu valioso comentario.
      Efectivamente el mercado de seguros presenta unas características muy singulares, que tribunas como esta pretende se analicen con rigor desde los distintos punto de vista en juego.
      En esa medida, los aseguradores diran lo suyo; los corredores como tú, como efectivamente anotas, deben ver una competencia difícil, teniendo, por un lado, los canales alternativos de distribución, llamense entidades financieras, tiendas por departamentos o fuerzas de ventas, y, por otro, los prestadores directos del servicio, como los sistemas de prepago en salud, o, incluso, los sistemas de administración del riesgo bajo autoseguro; y, finalmente, los usuarios de seguros o simples adquirientes de prestaciones futuras, a quienes dichos canales y sistemas también llegan, no siempre tienen el conocimiento cabal de las condiciones de coberturas y exclusiones en que compran sus seguros o protecciones, lo que crea sin duda tanta insastifacción y reclamo.
      No obstante, porque creemos en que esta situación tiene que cambiar y cambiar para mejor, hemos abierto esta tribuna con la finalidad contribuir al debate y analices de los problemas y en procura de soluciones efectivas.
      Gracias nuevamente por tu sincero comentario.

    • 5 Sergio Chión Chacón 02/07/2009 a las 6:42 AM

      Muchas gracias Augusto por tus comentarios y aporte al blog. Esperamos tu participacin activa en el mismo.

      Saludos,

      Sergio


Comments are currently closed.




A %d blogueros les gusta esto: