¿Es conocida en el mercado de seguros la importancia de la institución del siniestro consentido?

Por Rodolfo Gordillo T.

En el contrato de seguros, es deber primordial del asegurador pagar los siniestros, cumplidos por parte del asegurado los requisitos establecidos en la póliza, especialmente  los concernientes al pago  de la prima, al aviso del siniestro y a la presentación de la documentación sustentatoria requerida.

Para pagar los siniestros, el régimen legal peruano de seguros (ver Art. 332 de la Ley 26702)  establece que el asegurador tiene un plazo de 30 días calendario desde que el siniestro queda consentido y queda como tal, en un primer caso, cuando la compañía de seguros aprueba o no rechaza el convenio de ajuste firmado por el asegurado en un plazo de no mayor de 10 días de suscrito  el respectivo convenio; y, en un segundo caso, cuando no exista convenio de ajuste, cuando la compañía de seguros no se haya pronunciado sobre el monto reclamado en un plazo que no exceda de 30 días (que pueden prorrogarse a 90 previa solicitud a la SBS), contados desde la fecha de haberse completado toda la documentación exigida en la póliza para el pago del siniestro.

No obstante, adviértase que la norma no termina de precisar algunos detalles importantes como:

– Que el plazo de 10 días debe computarse desde el momento que estando suscrito el convenio de ajuste, este ha sido recibido efectivamente por el asegurador. Como es obvio, sin que lo hubiese recibido y, en consecuencia, sin que lo hubiese conocido, no puede oponérsele ningún consentimiento.

–  Que cuando la norma habla de que no exista convenio de ajuste, no necesariamente refiere a los ramos de seguros donde es usual que se practiquen los ajustes de los siniestros por parte de un ajustador, sino que simplemente alude a la posibilidad de que fácticamente no haya un convenio, sea que el ramo lo requiera o no, sea que en el ramo sea usual o no ajustar el siniestro por parte de un Auxiliar de Seguros.

–  Como correlato del deber del asegurado de avisar del siniestro y estimar su pérdida, se requiere de un monto reclamado por el asegurado en los casos que no haya un convenio de ajuste, de tal forma que opere contra el asegurador el consentimiento del siniestro de forma efectiva.

Sin embargo, la Defensoría del Asegurado y la propia Superintendencia de Banca, Seguros y AFP, han efectuado interpretaciones para llenar el vacío o falta de claridad de la norma, lo que no siempre se ha logrado, por lo que urge se revise la misma para preservar el cometido de protección al usuario de seguros que tiene la institución del siniestro consentido    

 Por ello, abrimos el presente tema a debate, pidiendo opiniones, sugerencias e ideas que propendan a difundir y perfeccionar la normatividad peruana sobre el siniestro consentido, señalando aspectos críticos y, sobre todo, alternativas de solución a la situación actual.  

2 Responses to “¿Es conocida en el mercado de seguros la importancia de la institución del siniestro consentido?”


  1. 1 Arturo Rodrigo 18/06/2009 a las 8:31 PM

    Interesantes reflexiones surgen para aquellos casos de reclamos sobre pólizas de seguros de ramos como Automóviles o Asistencia Médica para mencionar dos de los ramos que mayor frecuencia y dificultades presentan y en los cuales es usual apreciar que no se vienen observando los plazos que la Ley contempla y que sin duda, el público (persona o empresas) ignora. Como aporte se podría plantear a la SBS una norma que obligue a las aseguradoras a informar de sus obligaciones y derechos a los Asegurados en los siniestros denunciados, al momento en que estos son presentados.

    • 2 Rodolfo Gordillo T 19/06/2009 a las 9:44 AM

      Gracias, Arturo, por tu interesante reflexión. El tema que planteas está en la médula del negocio asegurador: para que otro fin que no sea cubrir los siniestros se contrata una póliza de seguros. En otras palabras, es de buen y serio asegurador preocuparse por la atención de los siniestros, tanto como a un empresario textil le importan la calidad de las prendas que produce o a un empresario gastronómico la habilidad del chef que contrata y la calidad de las comidas que brinda.
      Y el plazo legal de pago de los siniestros existe, está vigente, 30 días calendario desde que el siniestro queda consentido (de hecho, el Art. 332 de la Ley 26702, es una norma de orden público y, por tanto, de obligatorio cumplimiento, por lo que muchos condicionados de póliza lo contemplan o, cuando menos, lo refieren), pero como bien dices, muchas veces no se cumple, maltratando la imagen de la industria y la razón de ser del negocio asegurador.

      En ese sentido, es que hemos querido destacar la importancia de la institución del ‘siniestro consentido’, que, dicho en términos sencillos, no consiste en otra cosa que, transcurrido el plazo establecido en la norma (10 días calendario para los casos con convenio de ajuste y 30 días calendario para los otros), habiendo el asegurado cumplido con dar el aviso de siniestro y la estimación de su pérdida, así como presentado la documentación sustentatoria del siniestro indicada en la póliza, si el asegurador no se pronuncia, su silencio, por mandato de la ley, importa aceptación de cobertura y deberá proceder a pagar la indemnización que corresponda de acuerdo a los términos de su póliza.

      Para completar esta respuesta y satisfacer plenamente tu inquietud, debemos especialmente referirnos a los casos de siniestros cuyo ajuste ha sido encargado a un ajustador de siniestros, en primer lugar, porque no existe en nuestra legislación un plazo en el cual el ajustador deba pronunciarse, pudiendo esta situación prolongarse más allá de toda consideración razonable, y, en segundo término, porque administrativamente la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP ha interpretado que, en estos casos, el plazo para que quede consentido el siniestro no corre hasta que el ajustador se pronuncie, con lo cual el asegurado, pese a haber cumplido con sus respectivas obligaciones, puede ver perjudicada la oportunidad de pago de su derecho indemnizatorio al no poder hacer valer la institución del siniestro consentido, pensada y formulada desde siempre para proteger al usuario de seguros.

      En esa medida, a la par que debería hacérsele conocer al asegurado sus derechos, tal como sugieres, somos de opinión que también el organismo contralor debería fijar un plazo máximo para que los ajustadores emitan su respectivo informe y, en su caso, el convenio de ajuste, protegiéndose cabalmente los derechos de los asegurados.


Comments are currently closed.




A %d blogueros les gusta esto: